Ayudas Psicologicas

ME
PRESENTO

ÉTICA
PROFESIONAL

ARTÍCULOS PSICOLOGÍA

VIDEOS AYUDAS
PSICOLÓGICAS

BLOG de pareja:
"Seamos 2"

NEWSLETTER
Regístrate YA!

TU OPINIÓN
NOS INTERESA

Vota qué tema te interesa más: Publicaremos un artículo del más votado.
MEJORAR NUESTRA MEMORIA
AFONTRAR LA CRISIS ACTUAL
CELOS SANOS O INSANOS

Articulos de EDAD ADULTA

Artículo publicado en EDAD ADULTA

El Síndrome de ama o amo de casa. El SAC

Publicado el 03/03/2010

Dedicarse por completo al hogar no es sencillo. Lo primero decir que es una profesión, y como todas tiene bastantes riesgos laborales. Hablamos de riesgos tanto físicos (se registran 100 accidentes por minuto en la Unión Europea sufridos por amas de casa) como psicológicos, los cuáles son los más habituales.¿Somos conscientes de estos peligros? ¿ Los podemos prevenir?...

Calculan que una ama de casa debería cobrar sueldo de 3.678 pesos por mes

Entre estos riesgos psicológicos, destaca el Síndrome del ama o amo de casa (SAC). Las personas que lo sufren, tienen manifestaciones físicas del tipo: lumbalgias, ciática, dolor de cabeza,...y de tipo psicológico, como ansiedad, depresión, bulímia... y en otros casos aparecen conductas adictivas como el juego patológico, compra compulsiva, alcoholismo,...

No todas las personas que se dedican a las tareas domésticas desarrollan el SAC, va a depender de las estrategías que haya desarrollado para atenuar o contrarestrar los aspectos negativos de ser am@ de casa de forma exclusiva. De hecho, como todo trabajo, tiene sus aspectos positivos, como organización de las tareas de forma autónoma, poder disfrutar de los hij@s,...

Los factores que intervienen, mantienen y agravan el SAC son los siguientes:

1-Tareas excesivamente rutinarias, poco creativas y monótonas.

2-Horario continuado, sin vacaciones ni fines de semana.

3-Poco o nulo agradecimiento de los beneficiarios de esta dedicación exclusiva, como cónyuge, hijos,...

4-Falta de reconocimiento social que genera baja autoestima y frustración en la mayoría de los casos.

5-Disminución del contacto social, es un trabajo solitario.

6-Factores personales: autoexigencia, preocupación por todo y todos.

Seguramente, después de leer estas frases, tengamos la sensación de haber dado por normal algo que no debe ser admitido y mucho menos pasado por alto en nuestro entorno familiar. Podemos echar una mano si conocemos a alguien que está atravesando por este episodio.

¿Cómo podemos paliar esta situación, tan frecuente en las mujeres?

-Tomar conciencia, reconocer los síntomas y querer solucionarlos. No sería adecuado autoconvencerse de que "no pasa nada" diciendo frases como:"no es para tanto", "esto no es trabajar", "de qué me quejo",..

-Evitar el aislamiento social. Es muy importante ampliar el contacto, la mejor manera es buscar otros escenarios donde desarrollarse, mediante un trabajo remunerado o no, aunque sea por poco tiempo a la semana.

-Disminuir el exceso de trabajo: no es un pecado contratar a alguien un par de horas a la semana por lo menos. O si lo consideras más apropiado pedir ayuda a un familiar, ya que a veces no adivinan nuestras necesidades. También es imprescindible educar a los miembros de la familia para que colaboren. Es muy útil realizar un horario de tareas confeccionado por tod@s para que se impliquen. Querer ser superwoman puede ser muy perjudicial.

- Más y más reconocimiento: primero hay que reconocer y mentalizarse de la importancia del trabajo de ama de casa, para poder pisar con firmeza en este terreno y defender nuestros derechos. Podemos pensar que es imprescindible para el funcionamiento de la unidad familiar y por consiguiente de la sociedad en su conjunto.

- Dí no al perfeccionismo, aceptando tus propios límites. Es positivo aprender a hacer las cosas en su medida, poniendo en la balanza siempre la salud física y psíquica, ya que esta búsqueda de perfección trae consigo estrés( por ir contrareloj) y frustración.

-Autocompensarse: un tiempo semanal es imprescindible para desconectar y disfrutar.Cuidar y atender a los demás nunca debe ser motivo de descuidar lo más importante: a ti.


Lupe Vicente.Psicóloga.

También te pueden interesar artículos de otras categorías:

  • Articulos de Adolescencia

    Adolescencia

  • Articulos de Edad Adulta

    Edad Adulta

  • Articulos de Infancia

    Infancia

  • Articulos de Infertilidad

    Infertilidad

  • Articulos de Mundo laboral

    Mundo laboral

  • Articulos de Pareja y Sexualidad

    Pareja y Sexualidad

  • Articulos de Personas Discapacitadas

    Personas Discapacitadas

  • Articulos de Tercera Edad

    Tercera Edad