Ayudas Psicologicas

ME
PRESENTO

ÉTICA
PROFESIONAL

ARTÍCULOS PSICOLOGÍA

VIDEOS AYUDAS
PSICOLÓGICAS

BLOG de pareja:
"Seamos 2"

NEWSLETTER
Regístrate YA!

TU OPINIÓN
NOS INTERESA

Vota qué tema te interesa más: Publicaremos un artículo del más votado.
MEJORAR NUESTRA MEMORIA
AFONTRAR LA CRISIS ACTUAL
CELOS SANOS O INSANOS

Articulos de MUNDO LABORAL

Artículo publicado en MUNDO LABORAL

Quemados por los conflictos.

Publicado el 24/03/2010

Como sabemos, seguramente por experiencia propia, los conflictos son algo cotidiano en el entorno laboral. ¿Sabemos identificarlos? ¿Hasta dónde nos pueden afectar?, ¿ Hay conflictos positivos?,...

Se ha detectado, en los estudios recientes sobre clima laboral en las empresas, que los conflictos no resueltos o mal resueltos,son la causa de la mayoría de las bajas laborales, de tipo psicológico.

En el mejor de los casos, las controversias son claras y explícitas. En este caso, las partes implicadas han manifestado entre ellas que existe un tema o asunto, sobre el que tienen posiciones encontradas. Si es así, suelen resolverse, por ello, es más adecuado exponer nuestras diferencias a nuestros compañeros.

Sin embargo, la mayoría de estos desencuentros son latentes. Vivir día a día con un conflicto y no ponerlo al descubierto hace que "la bola de nieve" sea cada vez más grande. Esto hay que evitarlo en la medida de lo posible.

¿Por qué nos alteramos en el trabajo?

Las estadísticas señalan como causa más importante de desavenencias, el reparto poco claro del trabajo que tiene que hacer cada persona. Cuanto más definidas estén las funciones de cada puesto, más difícil será que surjan problemas de atribuciones entre los trabajadores. En este caso, deberemos solicitar cuanto antes una aclaración,o bien, tomar una decisión por nosotros mismos.

Poseer intereses muy diferentes ante una situación facilita la aparición de roces. La llegada de las vacaciones, etc son épocas más vulnerables, como también lo es, una etapa de crisis económica,como la actual.

La diferencia de valores puede provocar disputas, esto es muy habitual entre directivos, por ejemplo si una empresa está en situación de pérdidas, uno de ellos puede pensar que  la solución es el despido de personal, mientras que el otro piense que es mejor la no incorporación de nuevas tecnologías.

No obstante. la mayoría de conflictos que suceden en nuestro entorno de trabajo no son interpersonales sino con nosotros mismos. ¿Discutimos más con nosotros mismos que con los demás? Efectivamente. Me refiero a la necesidad de tomar decisiones cuando generan indecisión interna. Esto puede originar en el trabajad@r un importante dilema, sobre todo cuando no está acostumbrad@ a decidir.

Son tres las circunstancias más habituales de conflictos con uno mismo a nivel laboral:

-Cuando el riesgo de la decisión es elevado ( si no hago esto me pueden despedir).

-Si las alternativas no están bien definidas.

-La decisión ha de tomarse con excesiva rapidez.

Un conflicto negativo puede transformarse en positivo, y ello depende en gran medida de nosotros. Ya que la controversia positiva y productiva incluso, se produce, cuando se obtiene un resultado finalmente, que favorece a las partes implicadas. Los expertos lo llaman conflicto funcional. Cumple una función: avanzar.

Los conflictos lejos de ser un problema pueden ser una herramienta para mejorar nuestras relaciones  e intereses dentro de una organización. Siempre y cuando utilicemos estrategias basadas en la inteligencia emocional aplicada al entorno de trabajo como: la empatia, escucha activa, asertividad, diálogo y habilidades de negociación.

Hay tres variables muy importantes que influyen en el proceso de resolución positiva.

-Disponer de tiempo suficiente: sólo así se podrá analizar con más calma el origen del problema y las posibles soluciones.

-Experiencia de las partes.

-Personalidad de las partes: esto es crucial ya que  el carácter conciliador contribuye a la solución pacífica de los conflictos mientras que el carácter agresivo genera tensión.

Los medios de solución pacífica de los conflictos  que se pueden aplicar al entorno de trabajo son: la mediación, el arbitraje y la conciliación.

Lupe Vicente.Psicóloga.





También te pueden interesar artículos de otras categorías:

  • Articulos de Adolescencia

    Adolescencia

  • Articulos de Edad Adulta

    Edad Adulta

  • Articulos de Infancia

    Infancia

  • Articulos de Infertilidad

    Infertilidad

  • Articulos de Mundo laboral

    Mundo laboral

  • Articulos de Pareja y Sexualidad

    Pareja y Sexualidad

  • Articulos de Personas Discapacitadas

    Personas Discapacitadas

  • Articulos de Tercera Edad

    Tercera Edad